domingo, 21 de febrero de 2021

¿Qué herramientas básicas debo tener en casa?

Kit de herramientas básicas

¿Acabáis de comprar vuestra primera casa? ¿Tenéis que hacer obras en casa o simplemente queréis realizar algunos arreglos para que esa casa sin personalidad se convierta en vuestro hogar?
Si la respuesta a alguna de estas preguntas es sí necesitaréis haceros con algunas herramientas básicas para poder trabajar en las mejores condiciones. 

Os hablo desde mi propia experiencia cuando os digo que tanto si queréis debutar en el apasionante mundo del bricolaje como si tan sólo queréis tener a mano las herramientas de base para resolver alguna avería puntual, os habréis sentido abrumados con la enorme variedad y la gran cantidad de herramientas de bricolaje disponibles en la actualidad. 

Siempre podéis investigar por vuestra cuenta las características de cada producto, pero yo os recomiendo que antes de comprar nada visitéis alguna página web de especialistas en bricolaje como "Expertos bricolaje". En este tipo de páginas encontraréis comparativas de productos similares que  os ahorrarán mucho tiempo y os resultarán muy útiles para escoger la herramienta idónea para nuestro caso particular. Estos consejos os vendrán fenomenal si sois nuevos en estas lides, permitiéndoos hacer una buena inversión, y sobre todo, os harán ahorrar dinero. 

Herramientas básicas para bricolaje casero

Si nunca habéis tenido que encargaros del bricolaje en casa no podéis imaginaros la de cosas que podéis hacer vosotros mismos  para ahorrar un buen dinero y, sobre todo, para mejorar o reparar vuestro hogar. 
Si disponéis de las herramientas adecuadas podréis instalar la barra de las cortinas, taladrar la pared para colocar una balda, colgar los cuadros, cambiar las lámparas, montar muebles, arreglar ese grifo que gotea y mucho más. 

Caja de herramientas

Caja de herramientas
Lo primero de todo es tener un sitio donde guardar las herramientas para que no se estropeen y tenerlas siempre localizadas y a mano. Para ello os recomiendo adquirir una caja de herramientas, a ser posible con asa para poder transportarla con facilidad. 


Ahora que ya tenemos donde colocar todo vamos a comprar las herramientas básicas que no pueden faltar en ninguna casa.

Kit de destornilladores 

Kit de destornilladores


Los destornilladores nos van a a salvar de más de un apuro, por ello necesitaremos un kit completo de distintos tamaños tanto de estrella como planos. Os aconsejo comprarlos de buena calidad y con punta imantada porque de esta manera podréis trabajar con mayor facilidad sin que se os caigan los tornillos cuando comencéis a atornillarlos. 

Martillo y llave inglesa
Martillo y llave inglesa


La llave inglesa tiene la ventaja de poder regular su apertura para adaptarse al tamaño de las diferentes tuercas. Os será de gran ayuda para reparar o instalar grifos. 
El martillo es esencial, tanto para clavar y desclavar, como para meter los tacos en las paredes.

Alicates

Alicates


Los alicates son una herramienta básica que sirve para cortar, pinzar, pelar cables, etc
Es mejor adquirir los que tienen aislante porque os serviran para trabajos eléctricos. 

Taladradora-atornilladora

Yo ya me he convertido en una experta taladrando, ya sean las paredes del salón para colocar unas repisas donde he expuesto mis cuadros favoritos, o los azulejos del baño para instalar los toalleros y ganchos para la ropa. 

Atornilladora



Algunas taladradoras también pueden usarse como atornilladoras, como es el caso de la mía. Esta doble función me vino genial cuando tuve que montar todos los muebles de la cocina y de los dormitorios. Si hubiera tenido que atornillar todo a mano me hubiera llevado muchísimo tiempo y hubiera terminado con una tendinitis en el brazo. 

Existen en el mercado taladradoras inalámbricas con baterías de gran calidad, potentes y duraderas. Os aconsejo comprar una inalámbrica para poder trabajar en cualquier rincón sin necesidad de enchufes. 

Las taladradoras no sirven de nada sino tenemos unas uenas brocas. Existen brocas para madera y otras para superficies más duras como el cemento. Si no queréis comprar un kit de brocas de distintos calibres os aconsejo adquirir al menos una broca para cemento del número 6 porque es la que utilizaréis con más asiduidad para taladrar la pared y meter los tacos donde atornillaréis las barras de las cortinas o los percheros. 

Nivel de burbuja

Nivel de burbuja


Si no queréis que vuestras cuadros o estanterías estén desnivelados, que el papel pintado quede torcido o que los azulejos que estáis colocando estén más colocados comprad un nivel de burbuja para que todo quede perfecto.
También existe una aplicación para el móvil que sirve para nivelar y puede ayudaros a colgar algún cuadrito si no tenéis un nivel a mano. 

Llaves allen



Las llaves allen se usan muchísimo para montar muebles, y suelen venir incluidas en los kits de montaje. Yo personalmente nunca he comprado una, sino que he guardado las que venían junto con los muebles que he ido adquiriendo. Así que os recomiendo que hagáis lo mismo porque las vais a utilizar mucho. 

Metro extensible

Cinta métrica metálica


Un metro extensible es fundamental para tomar las cotas de una habitación y así calcular cuántos metros cuadrados de baldosas hacen falta, o cuánto papel pintado necesitaremos, o cuantos litros de pintura deberemos comprar para tener suficiente para toda la superficie. 
Os recomiendo comprar una cinta métrica metálica de al menos 3 metros de largo para facilitaros la toma de medidas. Os durará para toda la vida si lo cuidáis bien.

Estas son las herramientas básicas que debéis tener en casa para poder hacer frente a las pequeñas tareas de bricolaje sin mayor dificultad. Son, sin duda alguna, una buena inversión que rentabilizaréis desde la primera avería que arregléis.

Espero que estos consejos os hayan sido de utilidad y no dudéis en dejarme un comentario con los últimos proyectos de bricolaje que habéis llevado a cabo en vuestro hogar. 

No olvidéis que para no perderos ninguno de los tutoriales de manualidades que voy publicando podéis seguirme a través de Bloglovin, Facebook, Twitter o Youtube .

sábado, 6 de febrero de 2021

Cena casera perfecta para San Valentín

El día de los enamorados está a la vuelta de la esquina,  y es el momento ideal para demostrar al amor de nuestra vida lo importante que es para nosotros. En época de pandemia no tenemos la posibilidad de reservar mesa en el mejor restaurante de la ciudad, pero siempre podemos organizar una cena romántica en casa digna del mejor chef. 




San Valentín debería celebrarse desde que nos levantamos por la mañana, y qué mejor manera de hacerlo que  regalando a nuestra alma gemela unas galletas san valentín en forma de corazón hechas con nuestras propias manitas. ¡Comenzar la mañana con un dulce hecho con cariño le alegra el día a cualquiera!  

Estas galletas a base de queso crema y leche condensada son absolutamente deliciosas, además se preparan en unos 30 minutos. ¡No tenéis excusa para hacer un dulce regalo de San Valentín!

Preparativos para una cena romántica

La comida es parte fundamental de una celebración, pero la decoración no lo es menos. Crear el ambiente adecuado es la clave para una velada agradable. 
Cuando instaléis la mesa no olvidéis poner un bonito mantel, copas de cristal fino, una vajilla elegante y una cubertería bien brillante. Intentad colocar la mesa de tal manera que quede algo de espacio libre en el salón para poder bailar al final de la velada. 


Toda cena romántica que se precie tiene que hacerse bajo la luz de las velas. Si no tenéis un candelabro en casa podéis fabricar un portavelas  con un tarro de cristal, un bote de pintura en spray y cinta de carrocero para dibujar una ventanita en forma de corazón. Yo le he puesto al mío un lacito rojo y queda precioso. 

Ahora que tenemos las velas, sólo queda poner música romántica y preparar unos cocktails para abrir boca. Podéis decorar la copa frotanto el borde con un limón y después  hundiéndolo en azúcar para que se quede pegado. 
Si no bebéis alcohol preparad unos coloridos mocktails a base de zumos de fruta y granadina. 


Menú para una cena casera romántica

Cuando planeamos el menú de San Valentín debemos buscar platos más sofisticados que sorprendan y agraden a nuestra pareja. Me gustaría proponeros un ejemplo de menú rico con el que seguro triunfaréis. 

Entrante



Si os gusta el marisco os propongo un entrante con un toque original pero que es bastante fácil de preparar. Se trata de unas gambas o camarones rebozados con coco en lugar de pan rallado. El dulzor del coco y el salado de las gambas, junto con un toque de curry, se maridan a la perfección. 
Estas gambas rebozadas son perfectas para mojar en salsas o dips. 

Plato principal

Como plato principal he seleccionado una receta de lasaña de berenjenas más ligera que la típica lasaña de carne de ternera. Me encantan las berenjenas, ya sean en la lasaña como en la moussaka griega, y además combinadas con espinacas y queso manchego están espectaculares. 
No os perdáis el vídeo con el paso a paso completo para elaborar esta buenísima receta a base de berenjenas.



Postre

El postre de la cena del día de los enamorados es el colofón final y tiene que ser espectacular. Me gusta la idea de dejar a un lado los típicos chocolates que se regalan en esta fecha tan señalada, y optar por una gelatina de fresa con guayaba. Es un postre más ligero, pero igualmente sabroso, que con sus colores rosados se presta a la perfección para el día de San Valentín. 
Os recomiendo utilizar un molde para bundt cake para que la presentación sea de 10.



Este menú es tan sólo un ejemplo que puede serviros de guía e inspiraros para probar nuevas recetas ricas y sofisticadas.
Espero que estas ideas os sirvan de inspiración para organizar la cena del día de los enamorados en vuestra propia casa, pero sin echar de menos el glamour del mejor de los restaurantes. 

¡Os deseo a todos un feliz día de los enamorados!

viernes, 22 de enero de 2021

Decoración con plantas artificiales



Las plantas hacen que las zonas de estar o de paso sean mucho más acogedoras y elegantes. También transmiten una sensación de frescura y de buen gusto. Y esto es igual para las plantas naturales que para las plantas artificiales. 

Sin embargo, mucha subestima la belleza de decorar con plantas artificiales y de cómo éstas pueden iluminar fácilmente un hogar, una sala de espera, un despacho o un establecimiento comercial. Colocar estratégicamente las plantas artificiales puede ser clave para simular las reales. Y si son de buena calidad, las plantas artificiales se ven lo suficientemente realistas como para que no parezcan un intento fallido de decoración. En este sentido, las de seda suelen ser parecer mucho más naturales que las de plástico. 

Las plantas artificiales tienen muchas ventajas. La principal es que requieren ningún tipo de cuidado, salvo la limpieza del polvo de vez en cuando Además, se pueden colocar sin tener en cuenta la luz que les llega, la temperatura o las fuentes de calor.

Por otra parte, las plantas artificiales no causan alergias y son seguras para las mascotas. Y lo más importante: estas plantas se mantienen frescas y bonitas durante todo el año.

Colocación de plantas artificiales 

Las plantas artificiales son una solución de decoración ideal cuando un espacio se siente frío, estéril o impersonal. Estas se pueden colocar en cualquier lugar donde una planta real pueda estar. De esta manera se verá mucho más “natural”. En este sentido, lo ideal es colocarla en entornos naturalmente ligeros, preferiblemente bajo luz solar semidirecta. 

Hay que tener en cuenta también que las plantas artificiales son una excelente opción para llenar esquinas o también para flanquear muebles. También son una excelente manera de agregar un toque de color y de  naturalidad a los espacios. 

Es importante tener en cuenta que las plantas artificiales son una excelente estrategia para cubrir enchufes, alambres, cables y otros elementos que no resulten especialmente estéticos. Las plantas artificiales cuidadosamente colocadas obligarán al ojo a ver el área decorada en vez de la zona que no nos gusta.

Por otra parte, las plantas artificiales se pueden combinar perfectamente con plantas naturales y, con ellas, crear un ambiente realmente original. 

Además de servir para tapar aquello que no queremos mostrar o para completar una zona de decoración, las plantas artificiales también pueden ser un motivo decorativo por sí mismas. Es decir, pueden ser el elemento principal en torno al cual se organice todo lo demás. 

Por último, señalar que los ramos de flores artificiales son también un recurso muy alegre para darle vida a los floreros y para dar color a cualquier estancia. 

6 formas de utilizar plantas artificiales 

1.          Cuelga helechos falsos en macetas y coloca plantas de interior en lugares donde las reales no prosperarían.

2.           Utiliza coronas de temporada para una puerta de entrada acogedora durante todo el año.

3.           Coloca árboles artificiales en macetas que flanqueen la entrada.

4.           Coloca en arreglos de flores habituales en los espacios habitables.

5.           Reserva una pared para plantas artificiales en la sala de estar.

6.           Considera las plantas artificiales como centros de mesa. 

7.          Dale un toque de color  a los dormitorios con plantas artificiales.

Los mejores batidos para una merienda saludable

Los batidos están de moda. Ya no son simplemente una merienda con la que proporcionar a los niños una buena dosis de calcio y vitaminas, sino que se han incorporado a las dietas sanas, gracias principalmente a dos factores: existe una conciencia cada vez mayor sobre la necesidad de cuidar la alimentación para disfrutar de una buena salud, lo que ha mejorado los hábitos alimenticios de gran parte de la población; y, además, cada vez más personas tienen en casa los utensilios de cocina necesarios para preparar estas bebidas.



En este caso, es evidente que la generalización de la batidora de vaso ha jugado un papel muy importante. Hasta no hace mucho tiempo, solo las veíamos por televisión en series o películas norteamericanas, pero cada vez son más frecuentes en las cocinas de nuestro país.

Los batidos o smoothies tienen grandes ventajas: están riquísimos, son saludables si se preparan con los ingredientes adecuados, y son fáciles de preparar. ¿La conclusión? Un buen batido te ofrece la posibilidad de preparar una merienda fácil, rápida y sana.

Además, como se preparan a base de frutas y verduras (alimentos ricos en fibra y vitaminas pero bajos en calorías), te ayudan a perder peso y a eliminar toxinas de tu organismo. Con estos batidos podrás aguantar hasta la cena, porque sacian con menos calorías gracias a la fibra que llevan y al volumen que se genera al batir la fruta con agua o leche.

La voluntad de comer sano y la disponibilidad del utensilio necesario son los primeros ingredientes para preparar un riquísimo smoothie. Los demás, te los contamos ahora, ofreciéndote algunas recetas que te sentarán de maravilla.

Tres recetas de batidos para merendar

- Batido de mango y plátano: es la bebida energética ideal, gracias al aporte del plátano. Además, el mango aporta vitamina C y betacarotenos, la materia prima para la vitamina A. El mango y el plátano también son fuente de potasio y magnesio. Por si fuera poco, esta receta incorpora leche de almendras, rica en vitamina E, A y D.

Para prepararla necesitas dos plátanos, un mango, medio limón (para darle un punto de acidez que compense el dulzor del plátano y el mango) y un cuarto de vaso de leche de almendras. Si añades un poco de coco rallado, darás un gran salto de calidad.

La preparación es sencillísima, como casi todo con la batidora. Basta con trocear la fruta y tener cuidado de eliminar las hebras del plátano. Mézclalo todo hasta que quede homogéneo y ¡voilá! Un batido para completar la tarde.

- Batido de mandarinas: hay quien piensa que los cítricos no encajan bien en un batido. Todo lo contrario. Este es un batido de invierno, cuando podemos encontrar las mejores mandarinas, que aportan a nuestro organismo una importante cantidad de vitamina C, fibra y calcio, y es menos ácida que las naranjas.

Con dos mandarinas y medio vaso de leche de almendras, con el añadido opcional de un poco de miel o edulcorante, tendrás un riquísimo batido de temporada. Dos trucos a tener en cuenta: debes retirar el albedo, la piel blanca de la mandarina, y por supuesto los huesos. Y asegúrate de pasar el resultado por el colador para retirar la pulpa.

- Batido de zanahoria y naranja: por último, un auténtico cargamento de vitaminas. La vitamina A la aporta la zanahoria; la vitamina C, la naranja. Todo, sin apenas calorías. Una zanahoria, un vaso de zumo de naranja, una cucharadita de jengibre rallado y hielo bastarán para preparar un sanísimo batido.

En este caso, la recomendación es que no peles la piel de la zanahoria, que es muy rica en antioxidantes. Antes de mezclar los ingredientes, deberás picar el hielo con la batidora y reservarlo. Cuando tengas la mezcla del batido, añádela al hielo picado y… ¡listo!